interesante artículo

Este FORO tiene como finalidad mostrar el enlace con la presentación de nuestras dudas sobre la versión oficial. Dudas que nadie ha podido hasta ahora aclarar. Por eso seguimos queriendo saber

interesante artículo

UNREAD_POSTpor gredos » Vie Ago 01, 2008 2:32 am

Interesante artículo,creo

TRIBUNA LIBRE
Información y deformación del 11-M
ALFONSO PINILLA

La democracia es un milagro demasiado frágil como para estar siempre vanagloriándose de ella, sin prestarle la atención necesaria para que no desfallezca. Y la mejor forma de cuidarla es criticarla, descubrir sus contradicciones y desajustes a medida que va desplegándose con los años. El progreso no radica en la autosatisfacción continua, en las enhorabuenas y los reconocimientos que por doquier pueden lanzarnos, porque es ahí, parapetados tras la alabanza, donde suelen residir los problemas. Malo es que la sociedad caiga en aquel síndrome que Ortega llamaba del «señorito satisfecho», donde todo progreso parece natural, haciendo de la vida un correr inerte, una mansa marea que no lleva a ningún sitio porque todo está en orden, atado y bien atado.
La autocomplacencia mata las civilizaciones porque toda civilización es esfuerzo para vencer las dificultades que la evolución plantea. La civilización es milagro, como la democracia, y no puede abandonarse a la comodidad del punto y final.

Lo ocurrido en los quioscos españoles el pasado viernes, 18 de julio, es de una gravedad considerable, si entendemos nuestro sistema democrático como un frágil edificio que no resiste a la inercia de nuestra propia desgana. Y es eso, desgana o desinterés inducido, lo que destilan algunos titulares de aquel día: 11-M, caso cerrado, El Supremo respalda todos los datos clave de la sentencia del 11-M, Espaldarazo a la sentencia del 11-M...

Sabemos que toda información deforma, porque en el acto mismo de contar lo que ocurre mezclamos opiniones, percepciones particulares, abreviamos o profundizamos, cortamos o alargamos fragmentos de realidad en función de diversas variables: desde nuestra personal interpretación de los hechos a los límites espacio-temporales que impone el medio donde desarrollamos nuestra labor informativa. Pero no conviene que esta subjetividad, intrínseca a cualquier operación narrativa, se convierta en la arbitrariedad del todo vale. Ese punto y final de las dudas que transmiten los titulares anteriores se viene abajo, convirtiéndose en puntos suspensivos, cuando conocemos los números de la sentencia del Supremo, que revoca la condena impuesta por la Audiencia Nacional a cuatro acusados en el sumario del 11-M, absuelve parcialmente a otro, baja la pena a cinco más y dicta una nueva condena, de cuatro años de cárcel, a Antonio Toro. Habida cuenta de este resultado, objetivamente mensurable, lo último que cabe pensar es que «el 11-M es un caso cerrado» porque el Supremo «respalda todos los datos clave de la sentencia» emitida por la Audiencia Nacional el año pasado.

A veces pienso que en España leemos periódicos de la misma manera que vemos el fútbol, con fruición de acérrimo simpatizante, con convencimiento ciego. El peor aficionado es aquél que siempre tiene una disculpa a mano para su equipo, aunque éste lo haya hecho fatal esa temporada. Quien no detecta problemas y vive en la satisfacción continua de ese mundo feliz autoconfirmado acabará abonándose al fracaso y, lo que es más grave, sólo verá en el poliedro de la realidad la cara que siempre ha explorado, aquella con la que se siente a gusto ante todo y pese a todo.

La ciudadanía queda desactivada cuando cree, a pie juntillas, los dogmas de fe que le lanza su periódico de siempre, su televisión preferida. La costumbre de consultar siempre la misma fuente informativa hace que lo dicho en sus páginas se vista de verdad ante nuestros ojos, aunque el marcador de la cancha donde se juega el partido esté cubierto por un velo de mentiras. Vuelve el acérrimo aficionado a gritar a favor de lo que él cree su equipo, y en esa pasión sin razón queda usurpada su propia libertad. El fallecido Carlos Luis Alvarez, ese periodista-filósofo de la Transición que firmaba bajo el pseudónimo de Cándido, explicaba así este síndrome

del «fervoroso seguidor» mientras España parecía romperse en dos tras la legalización del PCE: «Todos sabemos lo que pasa en los campos de fútbol con los simpatizantes. La gente que se emociona demasiado, que es muy partidaria, resulta una plaga a la larga, porque usurpa la totalidad del universo (...). El secreto de la libertad es cierta desgana por casi todo. Ese es también el secreto del buen gusto (...). El simpatizante cae en el enajenamiento y pierde la relación inmediata con cuanto le rodea, excepto con aquello que le acerca a su frenesí».

Ningún periódico posee la verdad, pero el que más se acerca a ella es el que, decididamente, la persigue. Porque la verdad -que siempre parte del escepticismo, la duda y esa «desgana» aparente de la que habla Cándido- no es un destino, sino un camino. Decir «he llegado a la verdad» resulta tan pretencioso y fraudulento como afirmar «he llegado al Este», pues al Este -como punto de destino y reposo- nunca se llega, todo lo más caminamos hacia él. Siempre hay un lugar al Este del Este.

La verdad, como los puntos cardinales, es trayectoria, línea a seguir que nos orienta, pero nunca destino inmóvil. Es sendero bifurcado, pero no instante que se congela en el tiempo a la espera de que un explorador rompa su letargo. Por eso los más alejados de la verdad son los que mantienen una posición inerte, arrastrados por la corriente de las seguridades nunca puestas en duda, amarrados al dique seco de su sectaria autocomplacencia.

Quien no busca niega la verdad, que es precisamente indagación surgida de la insatisfacción. Porque ni moral ni intelectualmente puede satisfacernos esta explicación del 11-M que ofrece sólo tres responsables directos de la matanza: un minero asturiano y confidente de la policía (Trashorras), que suministró los explosivos; un delincuente común marroquí (El Gnaoui), que los transportó desde Asturias hasta Madrid y otro marroquí -sin antecedentes penales ni conexión con redes islamistas (Jamal Zougham)- que colocó las bombas en los trenes. El resto de personas señaladas por la Justicia han sido condenadas por otros delitos, desde falsedad documental hasta tráfico de explosivos o pertenencia a banda armada, pero no por haber participado directamente en la comisión del atentado.

Trashorras, El Gnaoui y Zougham son el trío de la muerte y Leganés la coartada perfecta que completa esta tomadura de pelo, porque según afirma la versión oficial del 11-M el resto de autores materiales del atentado murieron inmolados en aquel piso acordonado por la Policía que sólo estalló cuando la zona había sido desalojada, en lo que supone un acto de inusitada generosidad por parte de unos terroristas islámicos. Después vino la misteriosa exhumación, y posterior incendio, de los restos del GEO Torronteras, muerto en la explosión de Leganés; o la no menos «sorprendente» (sic Tribunal Supremo) decisión judicial de que los trenes fueran desguazados y lavados con acetona nada más producirse el atentado, lo cual dificultaba sobremanera la obtención de pruebas firmes que definieran el tipo de explosivo utilizado.

Y cuando la lógica descubre tantos agujeros negros, un manto de seguridades y puntos finales se lanza desde aquellos medios que se autoproclaman defensores de la democracia y sus instituciones. A la democracia no se la defiende con dogmas sino con firmes autocríticas que la mejoren. El pasado viernes fue un día perfecto para tomar la temperatura, vía prensa escrita, de nuestra democracia. Cualquiera que comprara más de un periódico, y no el que siempre lee / cree, se daría cuenta de que muchos prefirieron cerrar con punto y final lo que es un proceso aún lleno de dudas y puntos suspensivos. Frente a las 10 páginas de EL MUNDO, una media de dos le dedica la mayoría de la prensa escrita nacional. Nunca el papel utilizado fue tan definitorio para calibrar quién ve aún la verdad como un sendero y quién la observa, segura y conquistada, como instante congelado e intocable. Pese a que el
propio Tribunal Supremo afirma en su sentencia que la célula terrorista responsable del 11-M era diferente e independiente de Al Qaeda, los periódicos que veían en el atentado de Madrid una represalia de este grupo terrorista por la intervención de España en la Guerra de Irak aún no han dado marcha atrás, pedido disculpas o matizado su falaz afirmación.

Poca calidad tiene una democracia cuando la mayoría de sus periódicos parecen los «señoritos satisfechos» que denunciaba Ortega, aferrados tanto a su verdad que desacreditan a todos los que ponen en solfa sus dogmas. No podemos conformarnos con unas verdades oficiales que no resisten al envite de la lógica. Pero si la propaganda llegara a marearnos tanto que estuviéramos a punto de caer en un dulce, pero gravísimo, sopor estival, llegaría el momento de recuperar aquella llamada -entre clarividente y desencantada- de Ortega y Gasset: la forma más contradictoria de la vida humana es «el señorito satisfecho». Por eso, cuando se hace figura predominante, es preciso dar la voz de alarma y anunciar que la vida se halla amenazada de degeneración.




Alfonso Pinilla es profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Extremadura
gredos
Moderador
 
Mensajes: 2523
Registrado: Dom Nov 25, 2007 12:14 am

Re: interesante artículo

UNREAD_POSTpor Cortijo » Vie Ago 01, 2008 8:05 am

Gredos, muchas gracias por traer aquí tan brillantísimo y sereno artículo.

Con una facilidad propia de quién es su autor, expone con una claridad diáfana el carácter de los españoles.

HACE MUCHÍSIMO TIEMPO, TRAS LA INSTAURACIÓN DE LA DEMOCRACIA, TODOS SABEMOS A QUE PARTIDO POLITICO VEMOS CON AGRADO, SIMPLEMENTE POR EL PERIÓDICO QUE COMPRA O LA RADIO QUE OYE.

Es esa cualidad que poseemos la que dió origen a lo de las dos españas, una de las cuales te helará el corazón.

Unos periódicos - prácticamente uno solo- camino con paso lento en el mantenimiento de la búsqueda de la verdad que se nos quiere hurtar. Parece como convencido de que el poder está esperando un error para descargar sobre él todo el peso del rencor por no haber seguido la tesis de la verdad oficial.

Los demás se dividen en dos clases, a los que le da igual, pues o carecen de medios para investigar o creen seguir una línea "moderada" y los que por defender la infamia de la versión oficial mentirán cuanto sea necesario par mantenerse en ella y que el contrario no logre ni siquiera el empate en ese partido de futbol que juegan los españoles.

Debe ser propio de nuestra condición.
La lucha del ciudadano contra el poder es la lucha de la memoria contra el olvido (Milan Kundera)
Avatar de Usuario
Cortijo
Site Admin
 
Mensajes: 5445
Registrado: Mié Nov 21, 2007 1:44 pm

Re: interesante artículo

UNREAD_POSTpor rima » Sab Ago 02, 2008 12:30 am

Muy interesnte artìculo de Alfonso Pinilla, gracias por subirlo Gredos, no hay nada que añadir a lo que en èl se denuncia, en base a a lògica y al sentido comùn no puede mantenerse una actitud pasiva ante tanto desafuero, como ha significado el caso del 11M, salvo que la sociedad estè muy enferma y la tan cacareada "democracia" herida de muerte, la responsabilidad, ademàs, recàe precisamente sobre quienes detectan los poderes del estado, incluido èse cuarto poder de la mas media, es decir los medios de comunicaciòn que se han hecho còmplices de la ocultaciòn, consciente y denodadamente pues, "saben que mienten", como saben tambien que con los medios controlados por ellos, la mentira una y otra vez repetida, es la base precisamente donde se asienta su poder. Ya no solo "apesta", asomarse al caso 11M, como dijo el otro dìa JLS, sino que apesta ver la corrupciòn moral de la gente, cuya mayorìa se ha instalado en la indignidad, pareciendome, que èsto ùltimo es todavìa, si cabe, mas grave que el propio atentado. Pero, aquì, quedamos algunos que todavìa nos resistimos a renunciar a nuestra dignidad de personas medianamente decentes, ¿nos queda el recurso al pataleo? no! nos queda la lucha y la entereza yla fuerza, para seguir denunciando la perpetraciòn de una infamia que ha cubierto de vergüenza a toda España hoy silente.
UNOS PASAN Y MIRAN, OTROS PASAN Y VEN
rima
Moderador
 
Mensajes: 1097
Registrado: Lun Nov 26, 2007 8:53 pm
Ubicación: madrid

Re: interesante artículo

UNREAD_POSTpor gredos » Sab Ago 02, 2008 2:45 am

, para seguir denunciando la perpetraciòn de una infamia que ha cubierto de vergüenza a toda España hoy silente.


La toda España se ha cubierto de vergüenza ella solita; por miedo? por cobardia? por otra de gambas?
no lo sé y no lo entiendo pero asi es
gredos
Moderador
 
Mensajes: 2523
Registrado: Dom Nov 25, 2007 12:14 am

Re: interesante artículo

UNREAD_POSTpor chom » Sab Ago 02, 2008 11:23 am

Gredos y porque somos muy cómodos, la pena es que nos hemos acomodados en la hipocresia, en la doble moral, en el cobardismo, una pena que así estamos
Avatar de Usuario
chom
 
Mensajes: 2534
Registrado: Jue Nov 22, 2007 11:01 pm


Volver a Las dudas del 11 de marzo de 2004

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron